Peligran 800 puestos de trabajo en el Puerto de Buenos Aires

04/10/2020

Peligran 800 puestos de trabajo en el Puerto de Buenos Aires

La empresa danesa Maersk, una de las operadoras del Puerto de Buenos Aires, busca fundir a su competidora, Terminales Río de la Plata (TRP), y monopolizar el negocio. Un hecho que dejaría a 800 personas sin trabajoLeonardo Díaz, delegado del sindicato de Guincheros, aseveró en diálogo con Radio Gráficaque a la naviera dueña de APM Terminals “le importa poco los trabajadores” y que “en todos los lugares donde opera se maneja de la misma manera”.

ir del 15 de mayo todos los servicios que están hoy en Terminales Río de la Plata, que vendría a ser la competidora, van a explotarlos ellos”, relató Díaz.

“Nosotros somos la terminal que tiene más trabajadores, que tiene más espacio. Si nos sacan el 80 por ciento del trabajo haciendo un abuso de posición dominante, nos quedamos con 3 mil contenedores. La terminal en su momento de mayor trabajo operó hasta con 42 mil contenedores. Así que con 3 mil contenedores no podrían llegar a hacer viable la operación, quiere decir que peligra la fuente de trabajo de 800 trabajadores”, agregó.

En comunicación con Lucas Molinari en Punto de Partida, el delegado del sindicato de Guincheros manifestó que quieren que el Estado regule las cargas “estableciendo un porcentaje equitativo para cada una de las terminales” y poder “llegar tranquilos a la licitación”. “En la licitación que gane el que mejor proyecto tenga, la que más invierta, la que haga más trabajo en el puerto, que gane la mejor. Nosotros, en ese sentido, no hacemos lobby para nadie”.

“Físicamente es imposible que Maersk tome a 800 trabajadores porque tienen menos máquinas y otras condiciones de trabajo”

En la década del ‘90 se privatizó el puerto de Buenos Aires con varias terminales, y se lo distribuyó a tres multinacionales: APM (Maersk), TRP y Bactssa. La que más empleo genera hoy es TPR que opera en tres muelles con 800 trabajadores.

La CEO de APM Terminals y apoderada de Maersk Argentina Silvia Iglesias, una señora muy particular, porque tiene una forma de hacer que no le importe nada, estaba acostumbrada a jugar muy fuerte con el gobierno anterior y piensa que este la va a tratar de la misma manera” planteó el delegado.

“Llegó a decir que tomaba a los 800 trabajadores. Pero cualquiera que conoce el puerto, sabe que es la terminal más chica de las tres y que tienen 475 trabajadores. Físicamente es imposible tomar 800 trabajadores porque tienen menos máquinas, otras condiciones de trabajo un poco más flexibles. Es imposible. Y en el caso que nos tome, bajo qué condiciones nos va a tomar, si nos va a reconocer la antigüedad o no. Va a pasar lo mismo que pasó cuando se privatizó el puerto de Buenos Aires, que de 1700 trabajadores en el primer año quedaron 25”, contó.

“No podemos ser rehenes de una sola empresa”

A su vez, Leonardo Díaz afirmó que la naviera danesa se maneja con prácticas monopólicas a nivel mundial. “Ellos tienen una integración vertical. Son dueños del transporte de donde sale la mercadería que viene a Argentina, de la logística, del puerto donde lo carga, de los barcos y del puerto donde terminan bajando. Apuntan a quedarse con todo. Sabemos que no es bueno que se monopolice el comercio exterior. De hecho monopolizando el comercio exterior son los peores servicios que hay”.

“El 90 por ciento de tráfico que se hace entre países va por el puerto. Todo lo que entra y sale del país pasa por nuestras manos. Si queda en manos de una empresa somos rehenes de todo. No podemos ser rehenes de una sola empresa”, sentenció.